Carta de Pascua 2022

Queridos hermanos y hermanas,

La Pascua es la fiesta de la alegría, cuando la alegría de la resurrección llena nuestros corazones de esperanza y gratitud. Es más importante que nunca experimentar la profundidad de la Pascua y cuál es la verdadera alegría de la Pascua para nosotros, cuando miramos a nuestro alrededor en el mundo y vemos tantos problemas. A veces parece correcto preguntarse: ¿cómo podemos descubrir la gloria de Dios entre tantas dificultades? ¿Cuál es nuestro deber? ¿Cómo podemos encontrar la alegría de la Pascua?

¡Llevemos la buena noticia al mundo! ¡Que nuestras fraternidades sean los signos de esta fe, esperanza y amor, lugares de brillante generosidad para ofrecer nuestros servicios gratuitamente, lugares como los brazos abiertos de Jesús acogiendo y abrazando a todos, lugares de profundo espíritu de oración y lugares de visiones proféticas de nuestra vocación cristiana y franciscana!

Os invito a todos a fijar la mirada en la cruz, que es el símbolo del amor: un sacrificio de amor que perdura hasta la muerte y resucita a la vida eterna para que todos tengan vida eterna. Esta es la gloria de Dios, y esta es nuestra esperanza.

Os deseo a todos una feliz Pascua.

Vuestro hermano y vuestro ministro

Tibor Kauser
Ministro general del CIOFS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.